Publicado el Deja un comentario

¿De dónde viene el té?

Como no podía ser de otra manera inauguro el blog empezando desde el principio, y es que aunque todavía los historiadores siguen investigando el verdadero origen de la planta del té y cómo llegó hasta nuestras tazas, os traigo algunos de los datos que he recopilado hasta ahora.

Fotografía de Sofía Roncero

Existen 3 leyendas principales sobre el origen del té:

China: es de las más difundidas, y cuenta que el emperador chino Shen Nong alrededor del año 2.737 a.c se quedó dormido bajo un árbol, se levantó una ligera brisa que trajo varias hojas que fueron a caer en su taza de agua hirviendo (antiguamente se hervía el agua para estirilizarla) quedó sorprendido por su sabor y el efecto que le produjo, por lo que mandó plantar el árbol del té (Camelia Sinensis)  por todo el palacio.

La botánica y medicina china conocieron la planta del té (Camelia Sinensis), en épocas muy tempranas. Hay referencias en los clásicos bajo diferentes denominaciones y fue muy apreciada por sus propiedades de aliviar la fatiga, solazar el alma, fortalecer la voluntad y mejorar la vista. No solo se administraba por vía interna, sino que también se aplicaba externamente en forma de emplaste para aliviar los dolores reumáticos. Los taoístas afirmaban que constituía un ingrediente esencial para elaborar el elixir de la inmortalidad.

Japonesa: un misionero budista llamado Bodhidharma, al que se le conoce como uno de los padres del budismo Zen, según la leyenda se mantuvo durante 9 años meditando, y como a menudo le vencía el cansancio, empeñado en no dormirse se arrancó los párpados y los lanzó al suelo, y se dice que donde cayeron nació la primera Camelia Sinensis, la planta del té.

India: La cultura hindú también atribuye el descubrimiento a Bodhidharma, en el año 520 d.c pero en este caso cuentan que en uno de sus viajes a China, al sentirse cansado en su meditación, paseó entre unas plantas de té, recogiendo algunas de ellas y masticándolas. Sintió una fuerte revitalización para continuar meditando por muchos años más.

Bodhidharma, personaje que coincide tanto en la leyenda japonesa como en la India, merece un mención especial debido a su fascinante historia. Según los pocos registros escritos, aparece en el S.VI d.c, siendo un solitario monje hindú reconocido como el vigésimo octavo patriarca hindú del Budismo
Zen y el primero del Budismo Chan en China. La transmisión del Chan, proveniente del norte de la India a China, se le atribuye a Bodhidharma (llamado también Da Mo en China) que desde su juventud profesaba las enseñanzas del budismo Mahayana en su función de monje. Siendo un hombre de edad madura, desembarca en China en el año 520, y viaja por todo el país.

Bodhidharma

Estas tres leyendas tienen en común el país de origen, China, y se estima que fue hace 5.000 años cuando se tomó por primera vez. El máximo esplendor del té llega en la dinastía Song (960-1279) donde se impulsa su consumo por toda China.

Los monjes budistas lo han utilizado para favorecer la concentración en la meditación y hay referencias escritas sobre el año 200 a.c en las que el té se usaba con fines medicinales.

Es durante la dinastía Tang (618-907) cuando Lu Yu escribe el primer libro de té (El Cha Ching o el libro del té), en el cual profundiza tanto en la historia del mismo como en todo lujo de detalles respecto a los instrumentos para la ceremonía , el cual os recomiendo para introduciros en el mundo del té y su filosofía.

Los Samurais japoneses también daban mucho valor al té, especialmente el Matcha, realizando fiestas y rituales en torno a éste e incluso las primeras catas.

Es en el año 800 cuando se llevan las primeras semillas de té a Japón, y se desarrolla la ceremonia del té, y en 1606 llega el primer cargamento a Holanda, a través de la Compañía Holandesa de las Indias Orientales, creada 5 años antes.

En Francia se conoció en 1636 y llegó a Rusia en 1638. Inglaterra lo recibió en 1650 y se describió como "esa excelente bebida china, aprobada por todos lo médicos, que los chinos llaman "tcha" y en otras naciones conocida como "tay", es decir "tee" ".

El té llegó a España en el S.XVIII importado de Reino Unido y Francia. El puerto de Cádiz fue de los primeros en recibir cargamentos demandados por los británicos que vivían en el sur.

En la actualidad el té es la segunda bebida más consumida en el Mundo, después del agua, siendo esta el ingrediente principal para su preparación.

En próximos posts os hablaré de las distintas fases que ha habido a lo largo de la historia en el proceso de preparación, desde cocer sus hojas al vapor, hasta a añadirle sal!

Mientras tanto os invito probar nuevas variedades, consultar bibliografía al respecto, y crear vuestro propio ritual de té.

¡Nos vemos pronto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *